Se acerca el buen tiempo, aumentan las horas de sol y llega el momento de hacer planes al aire libre para disfrutar de la naturaleza. Entre las opciones más recurrentes para aprovechar el buen tiempo está el picnic, ir a comer y a pasar el día a algún parque o espacio natural que tengamos cerca es un plan ideal tanto si vamos como amigos como si vamos con niños. El problema con este plan llega a la hora de preparar la comida con la que vamos a pasar el día, ya que debe ser algo previamente cocinado, que aguante bien el paso de las horas y a ser posible que no sufra demasiado con los más que previsibles vaivenes que va a sufrir durante el trayecto. Veamos algunas ideas de platos ideales para llevarnos de picnic.

Wraps

Wraps

Los wraps son una alternativa divertida y ligera a los clásicos bocatas. Esta opción es ideal para este tipo de comidas debido a que aguanta perfectamente el paso de las horas, resulta fácil de comer y se presta a todo tipo de combinaciones en las que predominen los ingredientes frescos. Mucha lechuga, algunos vegetales crudos o cocinados para acompañar y un poco de carne o fiambre en caso de que queramos que sean un poco más contundentes nos servirán para preparar un bocata delicioso. Aunque es una preparación que se presta a ello, se recomienda no utilizar salsas en este caso ya que hará que todo se reblandezca.

Croquetas de todo tipo

Croquetas de todo tipo

Las croquetas son un alimento ideal para este tipo de comidas debido a que aguantan muy bien, en algunos casos incluso mejoran con el paso de las horas… Además, son muy cómodas de comer, no necesitamos ni cubiertos para disfrutar de ellas. Podemos preparar las croquetas que más nos gusten, de cocido, de jamón, de pollo… Un picnic es una excusa tan buena como cualquier otra para disfrutar de unas exquisitas croquetas.

Tortilla de patatas

Tortilla de patatas

La tortilla de patatas es uno de esos platos que son tan versátiles que se adaptan a cualquier ocasión y una comida de picnic no iba a ser menos. Igual de rica cuando está fría que cuando la calentamos, un pincho de tortilla es el tentempié ideal para abrir boca en una jornada en el campo. Podemos acompañarla con un trozo de pan si queremos que resulte más contundente o comer unos pinchitos si queremos algo a modo de aperitivo. Con cebolla o sin cebolla, ahí no nos metemos, es una cuestión demasiado personal.

Sándwich de pollo

Sándwich de pollo

El sándwich de pollo es una opción ideal como parte contundente de nuestra comida. Si cortamos el pollo a tiras y lo acompañamos de un poco de lechuga y tomate nos quedará un sándwich delicioso, fresco y muy sencillo de preparar y de comer. Eso sí, se recomiendo tener mucho cuidado con la cantidad de mayonesa que se añade, en caso de hacerlo, ya que puede favorecer a que se reblandezca tanto el pan como la lechuga. También es mejor si montamos el bocata con el pollo ya frío para que la diferencia de temperatura no afecte a la lechuga.

Macedonia

Macedonia

Una macedonia de frutas es el postre ideal para una comida de este tipo. Fruta cortada, fresca y rica para darle un toque dulce a la par que ligero a nuestra comida campestre. No hay mejor final para un picnic que una macedonia de frutas.