Hacer la maleta puede parecer una tarea sencilla, pero si no la haces bien puedes terminar por perder objetos de valor, pagando cargos por exceso de equipaje o limpiando cualquier líquido derramado. Por eso es vital aprender a hacer una maleta de forma inteligente.

¿Cómo hacer la maleta?

¿Cómo hacer la maleta?

Empieza por hacer una lista de todo lo que quieres llevar unos días antes de tu viaje para que tengas tiempo de recoger los artículos de último momento. Distribuye los artículos más pesados uniformemente entre ambos lados de la maleta para que no se desequilibre cuando esté de pie. Al guardar los zapatos, no dejes que el espacio se desperdicie: llénalos con calcetines, ropa interior u otros artículos pequeños. Algunos viajeros prefieren poner la ropa enrollada; otros prefieren doblarla. Pero la mejor manera de hacer una maleta es una mezcla de las dos. Los artículos propensos a las arrugas tienden a salir mejor si los doblas mientras que otras prendas se acoplan mejor enrolladas. Si tu maleta tiene bolsillos exteriores, úsalos para artículos a los que necesitas acceso inmediato, como ropa de dormir para la primera noche del viaje. Nunca llenes demasiado la maleta. Si las cremalleras se están tensando incluso antes de salir de casa, una de ellas podría romperse en el camino. Vuelve a abrir la bolsa e intenta distribuir la ropa de otra manera. ¡Poniendo esos consejos en práctica se acabó el estrés de viajar!