Las plantas, tanto en interiores como en exteriores, son un complemento ideal para cualquier decoración. Por lo general, son fáciles de cuidar y mantener, y prosperarán cuando se les dé el cuidado y tratamiento adecuados. Aquí te explicamos en unos sencillos pasos cómo cuidar de la mejor manera de tus plantas.

Elige las plantas en función de la luz de tu casa

Elige las plantas en función de la luz de tu casa

No todas las plantas que a ti te gustaría tener se adaptan a todos los ambientes por ellos es muy importante saber cual es la luz disponible en tu hogar para decidirte por un tipo de planta u otra. La mayoría de las plantas de interior necesitan una luz solar brillante e indirecta. No debemos ni sobreexponer ni sub exponerlas al sol. Cada planta necesita su cantidad de luz necesaria para sobrevivir.

Piensa en el tiempo que tienes disponible para invertir en el cuidado de ellas

Piensa en el tiempo que tienes disponible para invertir en el cuidado de ellas

Un horario de trabajo intenso, una vida social ajetreada y el olvido en general pueden llevar a un involuntario mal cuidado de nuestras plantas. Esto noes un problema ya que existen plantas que necesitan muchos menos cuidado y atención que otras. Escoge el tipo de planta que mejor encaja según tu rutina diaria.

Menos (agua) es más

Menos (agua) es más

Regar en exceso nuestras plantas no es una buena idea. Olvídate de tener una rutina de riego establecida, riega tu planta sólo cuando lo necesite. Para ello revisa la tierra primero para asegurarte de que está seca. Si notas que la tierra sigue húmeda esto quiere decir que tu planta sigue teniendo suficiente agua por ahora.

Intenta elevar los niveles de humedad en casa

Intenta elevar los niveles de humedad en casa

Crear un entorno natural para tus plantas ayudará a que estas tengan un mayor crecimiento en interiores. Durante los meses más secos puedes agrupar las plantas que son similares en características ya que esto ayuda a crear un microclima más húmedo en la zona. Otra opción es ayudar a crear más humedad con un humidificador.

No abuses del fertilizante

No abuses del fertilizante

No utilizar fertilizante no es nada malo de hecho demasiado fertilizante puede hacer más daño que bueno. Las plantas de interior normalmente no necesitan fertilizantes tan a menudo como las plantas de interior. Si aún así decides usar fertilizante hazlo siempre durante la temporada de crecimiento y siguiendo la regla de menos es más.